Curiosidades acerca de la vagina

Sabemos que la tenemos ahí, pero muchas veces no sabemos demasiado acerca de ella. Por ello, investigando sobre lo que nos define como mujeres, si, nuestra vagina, he descubierto cosas sobre ella bastante curiosas y ¿porque no compartirlas?

 

El punto A, que no G 

Se habla mucho del punto G, ¿pero qué sucede con el A? De acuerdo con Desmond Morris, científico que hizo este hallazgo, este punto de la zona genital femenina es capaz de desencadenar un placer  inmenso, similar al de la próstata masculina. Éste se encuentra cerca de la cavidad vésico- uterina y su estimulación propicia un grato placer, humectación y contracciones.

 

Tiene su propia limpieza.

¿Suena raro verdad? Pero si, se mantienen naturalmente limpia gracias a que produce unas sustancias protectoras para mantenerse a salvo de las bacterias. Así no es necesario usar demasiados productos que nos pueden desequilibrar su ph o incluso irritarla.

¿Lo mejor? Enjuagarla todo los días con agua templada.

 

¿Porque existe el vello púbico?

Con las modas de estar a la última, el láser y el rasurado en esa zona es algo que está a la orden del día. Pero por mucho que nos resulten

incómodos, molestos o antiestéticos, el vello está ahí por algo. Es una zona muy sensible el vello protege la piel de irritaciones y erupciones, además en una relación sexual disminuye la fricción.

 

¿Tampones con vida propia?

No! es imposible que un tampón quede perdido por la vagina y llegue hasta el útero. El cuello uterino es muy pequeño y duro, y solo permitirá el pasaje de fluidos y semen.

 

sexologo terapia madrid españa
sexologo terapia madrid

Ejercicios para los músculos de la vagina

Igual que hacemos abdominales y pesas, podemos ejercitar el musculo pubococcigeo .Tener estos músculos a tono es importante tanto para brindar placer sexual en las relaciones, como para controlar la inconsistencia urinaria o disminuir el dolor en el parto. Los ejercicios más famosos son los de Kegel. No hace falta ir a ningún GYM, se pueden hacer en cualquier momento y en cualquier lugar, y sin que nadie nos note nada. Ya hablaremos largo y tendido en otro post. sobre este musculo y su importancia. Y veremos cómo se hacen. Aunque es fácil, simplemente tenemos que apretar unos segundos y soltar como si quisiéramos contener la orina, pero ojo nunca hacerlos cuando estamos orinando de verdad, ya que puede provocar infecciones.

 

Flujo como protector.

El flujo de nuestra vagina nos indica su estado. Lejos de ser algo sucio, es una sustancia que nos protege de infecciones, además de lubricar y limpiar naturalmente la vagina. El flujo debe ser clarito, o blanco, y no debe tener olor. Si notamos olores fuertes o mucho más flujo de lo normal, en condiciones normales, sería necesario que consultáramos al médico. Ya que puede estar acechando alguna infección o ETS.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0