Síndrome de Otelo o delirio celotipico

terapia pareja online madrid
consulta sexologia madrid

“celos que son más que una locura…..”

¿Desconfías de tus parejas? ¿Intentas buscar pruebas de que te está siendo infiel? ¿Hasta qué punto llega la desconfianza y los celos?

 

Investigando sobre las relaciones de pareja, infidelidades y celos he dado con un síndrome que más de alguno igual cree tener.

Este síndrome afecta a ambos sexos por igual, pero suele ser más común en los hombres. Y suele aparecer hacia los 40-50 años. No es cosas de adolescencia. Aparece de repente sin antecedentes psiquiátricos de interés.

 

La persona con este síndrome, realiza constantemente comprobaciones con el objetivo de descubrir la infidelidad de su pareja. Buscará todo tipo de detalles, aunque sean sin importancia, y las considerará pruebas definitivas.


Entre algunos ejemplos...

 

El paciente puede estar convencido de que la ropa interior en determinado cajón ha sido colocada por el amante o que el pequeño cambio de posición de un sillón es la evidencia de que allí ha estado sentado el "otro".

 

Los comentarios banales de terceras personas tienen un significado inequívoco y se refieren a las actividades promiscuas de su esposa(o).

 

Puede contar y recordar el número y orden de prendas en un armario para comprobar si han variado, lo cual sería una prueba "definitiva",  de que alguien había entrado en la casa para mantener relaciones sexuales con la pareja.

 

Curiosamente el "otro" parece una sombra, el enfermo no da detalles de él o ella, ni de su profesión, domicilio, familia, etc. En raros casos sí es una persona identificada, pero lo más frecuente es que sea como un fantasma al que no se le pone rostro ni presencia.

 

Mery Trias terapeuta sexual online y presencial en Madrid
sexologo terapia madrid españa

El delirio de celos domina la vida del enfermo, afectando a sus actividades laborales, sociales y personales, tendiendo al aislamiento. El humor se torna sombrío e irritable y las relaciones familiares -lógicamente- se deterioran considerablemente.

 

El delirante celotípico en general no quiere separarse de la pareja, por el contrario su deseo sexual suele estar aumentado. La pareja, no solo no le corresponde sino que puede rechazarlo por completo, lo que a su vez refuerza el convencimiento del celotípico en su delirio.

 

El tema de los celos entre pareja siempre es algo que está muy presente, próximamente hablaremos de los celos sanos y los celos patológicos, donde está la diferencia entre tener miedo de perder a la pareja por qué la queremos sanamente o perderla por qué estamos obsesionados.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0