Síndrome de “Rapunzel”

Mery Trias terapeuta sexual online y presencial en Madrid
consulta problemas sexuales

¿Rapunzel no era una princesa de Disney? ¿ un personaje de los cuentos de los hermanos Grimm?

 

Investigando sobre patologías, y en especial recordando los TOC que estudiaba en la carrera. He ido a parar con una bastante llamativa que me gustaría compartir con vosotros. Y que realmente parece a veces surrealista.

 

Todos hemos sabemos quién es “rapunzel”, y su famoso cabello. Asique ya os imagináis que la cosa va de “pelos”.


Seguro que algún amigo os ha contado que un amigo suyo se arranca pelos de la cabeza de forma inconsciente y no puntualmente, sino que es una manía que tiene a menudo y no puede controlar.

 

Pues bien, la palabra que engloba este comportamiento corresponde a un trastorno de la conducta que se caracteriza por el hábito recurrente de arrancarse el propio cabello  o incluso el vello del cuerpo. Dicho técnicamente, es un TOC. Trastorno obsesivo compulsivo. Y dentro de los TOC, este trastorno psicopatológico tiene nombre propio, se llama tricotilomanía.

 

Unido a esta acción, encontramos otro trastorno llamado tricofagia. Que resumimos rápidamente en; ingesta compulsiva del cabello. Iría muy ligada a la anterior. Es decir, arrancamos pelo y a la boca. Por su puesto nuestro cuerpo no está preparado para digerir el pelo, con lo cual se irá formando una bola en nuestro estómago, provocando lo que llamamos un tricobezoar.

 

 

Una masa atrapada en el sistema gastrointestinal, provocada por la ingesta del cabello y que no podemos digerir. Cuando esta bola de pelo empieza a ocupar el intestino delgado en forma de cola, es cuando hablamos del síndrome Rapunzel. Descrito por primera vez por Vaughn y sus colaboradores en el 1968.

 

El diagnóstico de esta enfermedad, es muy complicado, ya que la gente, niega u oculta información y se tiende a pensar que es algún tipo de cáncer. Suele presentarse sobre todo en chicas jóvenes, acompañado a veces por trastornos de personalidad. El tratamiento es quirúrgico, y se detectaría mediante endoscopia. Consistiría es extirpar el tricobezoar.

 

Por suerte este síndrome es muy poco común, y esperemos que lo siga siendo, porque a pesar de su nombre de cuento de hadas, es bastante escabroso.

Mery Trias terapeuta sexual online y presencial en Madrid
Mery Trias sexóloga

Escribir comentario

Comentarios: 0