Porque la sexualidad hay que disfrutarla

¿Preocupaciones o problemas sexuales?

Los problemas sexuales son más habituales de lo que pensamos y desafortunadamente, el sexo aún sigue siendo un tema tabú. Dar ese primer paso y consultar a un sexólogo es lo primero; gracias a las terapias online podemos romper esa barrera inicial de vergüenzas o miedos.

 

Mery Trias, nuestra psicóloga y sexóloga, especializada en trastornos sexuales y terapias de pareja ofrece consultas sexuales online, terapias de pareja, además de terapias sexuales presenciales en Madrid.

 

No dudes en consultarnos, la primera sesión es gratuita. De forma confidencial y segura. ¡Escríbenos!

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.



¿Cuándo acudir a un sexólogo?

 Hoy en días, la educación sexual es todavía una asignatura pendiente, muchas personas se resisten a consultar a sexólogos profesionales.

 

La figura del psicólogo está quizás más reconocida y aceptada; pero hay gente que desconoce que los sexólogos suelen ser también psicólogos, y que muchos de los problemas sexuales están asociados a problemas psicológicos. Un problema físico que no se ha solucionado puede acabar en uno psicológico o de pareja, o al revés. 

 

La sexología es la ciencia que estudia todo lo relacionado con la sexualidad humanaLos problemas más típicos con los que nos encontramos van desde personas que no tiene muy clara su orientación sexual, que tienen problemas de falta de deseo, trastornos del orgasmo, vaginismo, disfunciones, adicción al sexo, o asexualidad, pero tratamos todo tipo de problema sexual que te encuentras. 

 

Por nuestra experiencia, cuando hay algún problema sexual, la persona tiende a comentarlo primero con amigos y gente cercana, pero si no se encuentra solución, acaba conformándose con una sexualidad limitada. Pero como nosotros decimos, la sexualidad hay que disfrutarla.  Por mucho que queramos obviar un problema sexual, llega un momento en el que la situación nos supera y puede seguir sosteniendo. Es aquí cuando acudir a un sexólogo se convierte en una prioridad. 

 

Lo bueno de los sexólogos online es que intentamos romper esa "vergüenza" o "miedo" a descolgar el télefono  y pedir cita. Lo ponemos fácil, únicamente rellenando un formulario y teniendo un primera sesión por Skype, en nuestro caso, la primera siempre gratuita, en la que lo que buscamos es tu conexión con el sexólogo. Así tendrás la libertad de decidir si quieres seguir adelante con ello o no. 

 

 


Lo que dicen de Mery

"Muy cercana, profesional, respetuosa y de gran ayuda. Es muy fácil poder abrirte 100%, expresar tus sentimientos y pensamientos y poder trabajarlos. En pocas semanas he podido salir del pozo donde estaba metido. Para mi ha sido un regalo del destino poder hacer terapia con ella, una pasada."